Durante el paseo los perros realizan ejercicio físico, se relacionan con otros perros o personas e interaccionan con el entorno a través del olfato y el resto de sus sentidos. Sacar a pasear al perro no sólo es necesario para que haga sus necesidades, sino que es de vital importancia para cubrir necesidades básicas y proporcionar calidad de vida a nuestros compañeros caninos.

No obstante, resulta difícil disfrutar paseando al perro si este no deja de tirar de la correa en ningún momento. Por este motivo, hoy en nuestro post queremos enseñarte cómo hacer que tu perro no tire de la correa a través de unos sencillos ejercicios prácticos. ¡Bienvenido a nuestro blog!

¿Cómo hacer que tu perro no tire de la correa? Primero debes conocer la causa

Identificar la causa por la cual tu perro tira de la correa es fundamental para solventar el problema. Antes de ponerte a trabajar los ejercicios específicos de adiestramiento debes resolver las cuestiones que te planteamos a continuación.

cómo hacer que tu perro no tire de la correa

De lo contrario, por mucho que intentes adiestrar a tu perro para que no tire, no conseguirás un paseo tranquilo.

¿Mi perro tiene sus necesidades cubiertas?

En ocasiones, nos llaman personas que quieren adiestrar a su perro para que no tire de la correa y cuando preguntamos sobre las rutinas del perro, nos dicen que sale a pasear casi todos los días o que el perro vive en el jardín. En muchos casos, el momento de paseo es uno de los pocos ratos  que un perro con la familia

✍ Tal y como entendemos hoy en día la educación canina y el adiestramiento, no se puede adiestrar a un perro si antes no existe una buena base que garantice el bienestar emocional del animal. Un perro que sale sólo de vez en cuando a la calle o un perro privado de contacto social, no tiene sus necesidades básicas cubiertas, por tanto, es lo primero que hay que modificar antes de adiestrar.

Estos ejemplos quizás se ven muy claros, pero el tiempo necesario para satisfacer las necesidades físicas y mentales de un perro no puede determinarse de manera general. Algunos perros con poco tendrán suficiente y otros necesitarán de mucho tiempo de dedicación, dependiendo de factores como la raza, la edad o el temperamento del can.  

Es importante que identifiques si tus rutinas son las adecuadas para el nivel de energía de tu perro.

¿Su estado emocional en la calle es el adecuado?

Si tu perro tira de la correa porque tiene miedo y está intentado hacer el paseo rápido, o porque se sobreexcita cuando sale a la calle habrá que trabajar en modificar el estado emocional del perro desde el momento que cogemos la correa en casa.

El olfateo puede ser una herramienta útil para relajar a los perros. Inducir a que utilicen la nariz durante los paseos les ayudará a estar más calmados.

¿Estoy reforzando que tire de la correa?

Si paseas con tu perro tirando de la correa SÍ, rotundamente estas reforzando esa conducta. El perro tira y avanza, el perro tira y llega a saludar a otro perro, el perro tira y llega al parque, tira y olfatea el árbol…. El perro aprende que la vía rápida de llegar a los sitios es tirando.

La norma sagrada y que nunca puedes saltarte es: “Si hay tensión en la correa no debemos avanzar”. 

No importa el tiempo que estés detenido en la calle, debes ser consciente de que en cuanto notes tensión en tu brazo no vas a proseguir el paseo. Piensa que, si a veces le dejas tirar y otras veces no, lo único que harás es que esta conducta se haga más fuerte y que el perro lo siga intentando porque es lo que al final le resulta  más efectivo.

Ármate de paciencia y SIEMPRE que tu perro empiece a tirar detente. Cuando la tensión desaparezca puedes volver a avanzar.

Collares y correas para perros. Escoge la más adecuada.

El material de paseo no es lo que va a hacer que el perro tire o no tire. Pero escoger un buen material facilitará el manejo por parte del guía a la hora de realizar el adiestramiento. No hay un collar mejor que otro para todos los perros, se debe valorar cada caso en particular y escoger el material adecuado para cada individuo.

Arnés para perros que tiran de la correa

El arnés anti-tiro es uno de los tipos de arnés para perros más utilizados en la actualidad. Se trata de un arnés con sujeción delantera, que impide que el perro pueda tirar con tanta fuerza. Personalmente, si hay que escoger dentro de los distintos modelos, recomiendo la marca Sense-Ible® o Dog Tools®.

Éstos, a diferencia de otras casas fabricantes, tienen la pieza delantera fija, que provoca que el perro gire si tira en vez de bloquear las escapulas hacia dentro, como pasa con los arneses anti-tiro con la pieza delantera móvil.

El ronzal de hocico, conocido como collar Halti (fue de las primeras marcas en comercializar dicho modelo) puede ser útil para facilitar el manejo de perros con mucha fuerza. Debe introducirse de manera progresiva hasta que el perro se acostumbre a llevarlo, haciendo un trabajo similar a la habituación al bozal, aunque con algunos matices.

Collares NO recomendables

Desde Izekan no somos partidarios del uso de herramientas como el collar de castigo, el collar de ahorque o el collar de impulsos. Estos collares funcionan porque causan dolor en el animal. Por tanto, afectan de manera negativa al estado emocional del perro.

Además,  pueden causar asociaciones aversivas con otros estímulos hacia los que inicialmente el perro no presentaba problemas.

cómo hacer que tu perro no tire de la correa

En cuanto a cuáles son las correas para perros más útiles para el adiestramiento, recomendamos el uso de correas largas, como mínimo de 1 metro y medio. Las correas excesivamente cortas, aunque nos den la sensación de mayor control del animal, hacen que el perro no pueda moverse de nuestro lado y que a la mínima que quiere olfatear algo se genere tensión en la correa.

Las correas tipo Flexi tampoco nos ayudarán a que el perro deje de tirar, ya que aplican tensión continua y le dan poca previsibilidad al perro sobre cuál es la distancia de correa de la que disponecon la que dispone durante el paseo.

¿Cómo hacer que tu perro no tire de la correa? 4 ejercicios de adiestramiento canino

Si ya te has asegurado de que tu perro tiene todas sus necesidades de gasto energético cubiertas y que el estado emocional con el que sale a la calle es adecuado, ha llegado el momento de practicar los ejercicios específicos para enseñar a tu perro a no tirar de la correa.

Ejercicio 1. Focus con el guía

Ayúdate con comida o juego, Fomenta que tu perro te mire y prémialo por ello. Puedes empezar andando hacia atrás intentando que tu perro te siga y esté pendiente de ti. La conexión entre los dos es necesaria para que tu perro entienda que el paseo se trata de colaborar entre los dos y no de luchar uno contra el otro a través de la correa.

Premia de vez en cuando los focus autónomos que té de tu perro, si te mira durante el paseo puedes felicitarlo o darle algo de comer. A veces ellos se olvidan de que paseamos juntos porque somos nosotros que nos comportamos como si ellos no estuvieran.

Así que demuéstrale que te gusta que te tenga en cuenta y te preste atención de vez en cuando.

 

Ejercicio 2. Cambios de dirección

Juega a los cambios de dirección con tu perro. Empieza a caminar hacia adelante y a la que empiece a avanzarse por delante de ti gira 180 grados y camina en dirección contraria. Puede que las primeras veces llegue al final de la correa antes de darse cuenta de que has cambiado el sentido, pero verás como poco a poco no necesitas la correa, sino que el perro está más pendiente de cuando sales de su ángulo de visión y empezará a seguir tus movimientos.

cómo hacer que tu perro no tire de la correa

 

Ejercicio 3. Caminamos juntos – paramos juntos.

Cuando tu perro ya empieza a caminar más cerca de ti puedes introducir este ejercicio. Dibújate una línea recta imaginaria, empieza a caminar con la correa relajada. Cuando tu perro no te esté mirando haz una parada. Prémialo si se para contigo.

Este ejercicio funciona si inicias la parada cuando aún estás dentro del ángulo de visión de tu perro, ya que cuando salgas de su camipo visual, él se detendrá para buscarte. Por eso debes tener antes trabajados los ejercicios previos.

cómo hacer que tu perro no tire de la correa

Ejercicio 4. El acceso a las cosas siempre pasa por el guía.

Además de no dejarle llegar a las cosas mientras está tirando de la correa, trabaja ejercicios en los que le des acceso a lo que quiere después de prestarte atención.

Aplica estos ejercicios en su día a día. Por ejemplo, si tu perro quiere llegar a saludar a otro perro, induce que te mire para recompensarlo con el acceso al perro. De este modo te convertirás en un elemento importante y tu perro aprenderá a tenerte en cuenta en los paseos para conseguir aquello que quiere.

Con estos ejercicios no se pretende que tu perro vaya todo el tiempo mirándote en el paseo. Puede, y debe, ir olfateando y captando información del entorno, pero dentro de lo que permite el perímetro de su correa y consciente de que vais juntos y no cada uno por su cuenta.

cómo hacer que tu perro no tire de la correa

✅ Hasta aquí nuestro post explicándote cómo hacer que tu perro no tire de la correa. ¿Cómo son los paseos con tu perro? Puedes contárnoslo en los comentarios  y estaremos encantados de ayudarte a través de nuestros consejos especializados.

En Izekan te ayudamos a conseguir que tu perro no tire de la correa. Puedes apuntarte a nuestro taller “Paseo y control de impulsos”  o infórmate sobre nuestras clases de adiestramiento individualizadas. ¡Gracias por leernos!

 

¿Te puedo ayudar?
¡Hola! Use este cuadro para enviarme un mensaje a través de WhatsApp ...
LLAMAR AHORA

Pin It on Pinterest

Share This