¿Cuánto tiempo dura el celo de los perros? ¿Cuál es su comportamiento?

Ladridos de perros
¿Qué significan los ladridos de perros y qué hacer?
21 mayo, 2018
psicología canina
¿Cuáles son las bases de la psicología canina?
14 junio, 2018
Mostrar todos
celo de los perros

Si has adquirido una cachorrita, seguramente, uno de los temas que te generan dudas es el celo de los perros. Puede que te preguntes: ¿A qué edad llega el celo de los perros? ¿Cuánto tiempo dura el celo? ¿Cambiará su comportamiento? ¿Puede tener mi perra embarazos psicológicos?

En el post de hoy resolveremos tus dudas sobre el celo de los perros.

¿Qué es el celo de los perros?

Es importante entender que el ciclo sexual de las perras no se asemeja para nada al de las mujeres. Algunas personas creen que el período de sangrado de las perras se puede comparar a la menstruación de las mujeres, pero en realidad no tienen nada que ver. En la mujer, el sangrado llega en la última fase del proceso de ovulación, cuando el óvulo no fecundado es expulsado. En los canes, el sangrado es la primera fase del ciclo y se presenta antes de la ovulación, cuando empieza a aumentar la cantidad de estrógenos que provocarán que la perra ovule.

celo de los perros

¿Cuándo llega el primer celo de los perros?

La llegada del celo de los perros marca el inicio de la pubertad en las hembras. La pubertad es el proceso de desarrollo sexual y activación de la capacidad de reproducción. El inicio de la pubertad conlleva en los perros un conjunto de cambios anatómicos y conductuales.

En las hembras, el primer celo suele llegar de los 6 a los 18 meses dependiendo de la raza. Las razas de perros pequeños suelen llegar antes a la pubertad y las razas de perros grandes o gigantes más tarde.

El primer celo de las perros puede ser discreto y en algunas ocasiones llegar a pasar desapercibido. Debemos ser observadores e ir con cuidado ya que, aunque el celo de los perros sea discreto la hembra puede ser fértil y quedar embarazada. El aumento del tamaño de las mamas es una de las señales más evidentes de que una perra pronto entrará en celo.

Una hembra en la pubertad, joven, puede quedar preñada pero no está bien preparada ni física ni mentalmente para llevar a término una gestación y un parto. Las perras jóvenes pueden coger mucho apego a los cachorros y tener problemas cuando éstos tienen que retirarse de la madre. Por otro lado, también es posible que una perra adolescente no atienda a los cachorros de igual forma que lo haría una hembra madura.

Se considera, por tanto, que a partir de los 2 años, una perra está mejor preparada para parir, cuidar de los cachorros, hacer un buen destete y afrontar el proceso natural de separación.

¿Cada cuánto tiempo entran en celo las perras?

Por norma general, el celo de las perras aparece cada 6 meses. Algunas perras pueden presentar un único celo al año. La frecuencia de aparición del celo puede depender del tipo de raza del perro, la edad y el estado de salud.

A partir de los 12-14 años el celo de las perros puede empezar a ser irregular o incluso desaparecer.

También debemos recordar, que no se recomienda reproducir con perras mayores de 5 años que no hayan tenido camadas antes, así como no se aconseja reproducir con ninguna perra mayor de 8 años, haya o no haya tenido camadas previas.

celo de los perros

Fases del celo de los perros

A continuación, te describimos las fases en que se divide el celo de los perros, como puedes identificarlas y que cambios comportamentales pueden producirse:

Proestro

Esta fase tiene una duración de 9-11 días aproximadamente. Aumentan los estrógenos que desencadenarán la ovulación. Aparecen las pérdidas serosanguinolentas y se observa congestión de la vulva. La perra se lame a menudo para limpiarse y puede aumentar la frecuencia de micción en la calle. Con estos marcajes con orina la hembra deja feromonas que informan a los machos del estado reproductivo en el que se encuentra.

En esta fase, la perra no está receptiva para la monta.

Estro

El estro es lo que consideraríamos el celo propiamente dicho. Se produce la ovulación y la perra es fértil. Esta fase puede ocupar unos 5-10 días. El sangrado es menos intenso que en la fase anterior el edema vulvar es evidente. En esta etapa la hembra acepta que el macho la monte, se queda quieta y aparta la cola cuando el macho la coge con las patas.

Conductualmente, puede mostrarse más cariñosa de lo habitual. Algunas hembras se vuelven menos obedientes durante el celo.

A nivel hormonal empieza a aumentar la progesterona para preparar al cuerpo para una posible gestación.

Diestro

Es la fase que sigue al celo de los perros. Puede llegar a ocupar unos 100 – 114 días, ya que comprende el período de gestación y lactancia. Si no hay gestación esta fase también se produce ya que los niveles de progesterona, que suben después de la ovulación, son igualmente elevados. La progesterona es la hormona que produce las conductas maternales y por tanto es en esta fase dónde pueden aparecer los embarazos psicológicos.

Anestro

Es la fase de inactividad de las hormonas sexuales. La duración es variable y determinara el número de ciclos anuales. Las hembras esterilizadas se encuentran siempre en la fase de anestro.

celo de los perros

Pseudogestación o embarazo psicológico

La pseudogestación, más comúnmente conocida como embarazo psicológico, es el fenómeno por el cual, una hembra que no ha quedado preñada después del celo presenta la misma sintomatología de una hembra preñada.

Este fenómeno es natural y se da en muchas especies de carnívoros sociales. La pseudogestación tiene una función evolutiva clara: que las hembras del grupo puedan contribuir en el cuidado de la camada de otra hembra para que los cachorros tengan más probabilidades de salir adelante.

Como hemos comentado anteriormente, la progesterona es la hormona que produce los cambios conductuales asociados a comportamientos maternales. La progesterona no depende de si existe o no gestación, sino que siempre se eleva su producción en la fase de diestro. Por esto una perra que no ha quedado preñada durante el celo puede presentar los mismos síntomas de una perra que si lo está.

Así podemos entender que el embarazo psicológico no es tanto un problema psicológico si no la expresión conductual de un cambio hormonal real.

Los síntomas que podemos observar en la perra son:

  • Agitación o irritabilidad.
  • Conducta de anidación (recoger objetos, generalmente peluches y juntarlos en un mismo lugar como si fuera sus cachorros).
  • Agresividad maternal (como cuando una madre protege a sus crías).
  • Hinchazón en las mamas.
  • Secreción láctea, con la posible aparición de mastitis (infección de las mamas que puede llegar a ser dolorosa para la perra).

celo de los perros

La pseudogestación no es una enfermedad y si no supone un trastorno muy grave para la perra no precisa de tratamiento, desaparecerá en unas semanas.

Sin embargo, si tenemos una perra que se angustia mucho, que presenta agresividad o que tiene problemas de mastitis debemos consultar con nuestro veterinario y plantearnos una posible esterilización como solución definitiva, ya que una hembra que presenta embarazos psicológicos es propensa a padecerlos después de cada celo.

Si tu perra presenta cambios conductuales después del celo y tienes dudas sobre si son normales, pueden suponer un problema, como influirá la esterilización en su comportamiento, puedes contactar con nosotros y te asesoraremos.

LLAMAR AHORA