El adiestramiento canino con clicker es una forma de adiestramiento en positivo que facilita la comprensión por parte del perro y proporciona muchas ventajas en el proceso de aprendizaje.

Esta técnica de entrenamiento es válida tanto para el adiestramiento de cachorros como para perros adultos.

Hoy en Izekan te explicamos para qué sirve el clicker para perros y te animamos a que te diviertas aprendiendo junto a tu compañero canino. Te añadimos también unos vídeos con las bases del adiestramiento canino con clicker para que puedas visualizar lo que te contamos.

¿Qué es el clicker?

El clicker es una pequeña caja con una lámina metálica que produce un “click” característico al presionarla con el pulgar.

El clicker es un marcador de acierto, es decir, nos permite indicar al perro que la conducta que acaba de realizar es la acertada. Por lo que nos sirve para enseñarle nuevos comportamientos.

Es un reforzador secundario, esto quiere decir que por sí solo no tiene ningún significado para el perro, el significado se adquiere porqué lo asociamos a un reforzador primario (generalmente comida) que sí tiene valor para el animal.  Esta asociación se establece con lo que llamamos la carga del clicker.

Cómo cargar el clicker

Para cargar el clicker elige un lugar tranquilo, puede ser en casa, prepara unos trocitos pequeños de comida en el bolsillo o la riñonera y sigue los siguientes pasos:

  1. Capta la atención de tu perro para que se concentre en ti.
  2. Haz sonar el clicker y seguidamente dale un trocito de comida.
  3. No hace falta que le pidas nada a tu perro, sólo estás creando la asociación click = comida.
  4. Espera un par de segundos y repite la acción.
  5. Realiza varias repeticiones durante unos minutos.
  6. Es muy importante que siempre que suene el click tu perro obtenga un trozo de comida.
  7. Repite este ejercicio dos o tres veces al día durante cuatro o cinco días.

¿Como sabrás que el clicker está cargado?

Después de unos días haciendo este ejercicio, haz sonar el clicker en un momento en que tu perro esté tranquilo en casa, cerca de ti. Si levanta las orejas y te mira, significa que el ‘click’ ya tiene un valor para él.

¡Estáis listos para empezar con el adiestramiento canino con clicker!

Por supuesto dale el trocito de comida después del click 😉

Creación de comportamientos con clicker

Ahora que la asociación está hecha vamos a ver cómo usar el clicker para enseñar un nuevo comportamiento:

En mi trabajo, cuando le muestro a algún propietario cómo iniciar una conducta, muchos me preguntan “¿Y no le dices nada al perro?”. NO. Lo primero que se necesita es crear el patrón motor de la conducta, si nosotros decimos 5 veces Sienta al perro, pero éste no sabe lo que es sentarse lo único que vamos a hacer es que la palabra Sienta esté vacía de significado. Por lo que la señal (la palabra Sienta) va a ser lo último que se introduzca.

Paso 1. Inducción

Primero de todo, debemos crear un patrón motor en el perro, un movimiento que le lleve al comportamiento que buscamos. Las técnicas más básicas para la inducción de comportamientos en el adiestramiento con clicker son:

  • Luring (señuelo). Se utiliza el trocito de comida como guía para que el animal lo siga hasta llegar a la postura física que buscamos. El sentado, tumbado, junto son habilidades que se construyen con luring.
  • Targeting (diana). Lograr que el animal toque con una determinada parte de su cuerpo una diana. El target más básico es que el perro toque con su hocico nuestra mano. Ir a su sitio o abrir un interruptor son comportamientos que se crean con esta técnica.
  • Shaping (moldeado). Se trata de premiar las aproximaciones sucesivas al comportamiento que queremos conseguir antes de llegar a la conducta final. Se utiliza para crear ejercicios complejos como abrir puertas, recoger objetos del suelo y traerlos…

Si estás entrenando un sentado, en esta fase del adiestramiento canino con clicker, deberás utilizar el luring subiendo el premio por encima de la cabeza de tu perro y hacer sonar el clicker justo en el momento en que tu perro pone el culo en el suelo. Después dale el trocito de comida.

¡Es importante tener un buen timing! es decir, clickar en el preciso instante que queremos reforzar para que el perro lo entienda. Si vamos tarde o demasiado pronto estaremos reforzando otras conductas y no la de sentarse.

Paso 2. Comprensión

Prueba de ir retirando progresivamente las ayudas. En el caso del sentado, poco a poco realiza un luring menos evidente hasta que puedas retirar el premio de la mano y tu perro se siente solo con ver el movimiento hacia arriba de tu brazo. El clicker seguirá sonando en el momento en que el perro se siente.

Éste es el momento de introducir la señal. Dirás ‘Sienta’ y realizarás el movimiento con tu mano. Si el perro se sienta “click” y premio. Poco a poco retrasarás el movimiento de la mano. Con varias repeticiones el perro anticipará que es lo que siempre viene después de la señal verbal ‘Sienta’ y se sentará sólo con la palabra.

Paso 3. Estabilidad

Es interesante enseñarles a los perros que el “click” no significa que puedan romper el comportamiento. Por eso es importante introducir señales de liberación que les digan cuándo ha finalizado el ejercicio. En el sentado, por ejemplo, puedes clickar y premiar varias veces seguidas por mantenerse en la posición y luego introducir una señal liberadora como un ‘ok’ e inducir el perro a moverse.

Paso 4. Finalización

Para saber que un comportamiento está completamente comprendido y bajo señal, el perro debe mostrarlo siempre cuando damos la señal y sólo bajo dicha señal. Para esto puedes ayudarte con dos ejercicios. Pongamos el ejemplo del sentado:

  • Premiar posición por defecto. Estate en silencio con tu perro enfrente de pie y si se mantiene atento de pie, sin sentarse, haz sonar el clicker. De vez en cuando dile ‘Sienta’ y prémialo si ejecuta la conducta.
  • Señales trampa. Utiliza palabras que no tengan significado para tu perro, prémialo si se mantiene atento sin hacer nada e introduce el ‘Sienta’ de vez en cuando y prémialo si responde a la señal.

Estos ejercicios aumentan la capacidad de concentración y de escucha de tu perro y solidifican la comprensión de las distintas señales que le quieras enseñar.

Una vez llegados a este punto, ya puedes retirar el clicker para el ‘Sienta’ y ¡empezar a pensar que otra habilidad quieres entrenar!

Repetimos, el adiestramiento canino con clicker sirve para crear nuevos comportamientos, una vez aprendidos el clicker ya no es necesario, te beneficiarás más de añadir un refuerzo social para que tu perro vea lo feliz que te hace que responda a tus señales.

Ventajas del adiestramiento canino con clicker

  • Precisión para reforzar comportamientos. El adiestramiento canino con clicker nos permite capturar el momento exacto que queremos reforzar. Esto hace que, si el premio se retrasa un poco en llegar, el perro tenga claro igualmente que conducta estamos premiando.
  • Constituye un sistema de comunicación efectivo. El sonido del clicker es inconfundible y siempre tiene el mismo significado. No depende de tonos de voz del guía.
  • Se puede utilizar para enseñar una cantidad enorme de señales.
  • Podemos premiar ejercicios a distancia.
  • Es divertido para perro y guía.

¿Te animas a introducirte en el adiestramiento canino con clicker? Déjanos tu comentario o contacta con nosotros. Si quieres conocer otras maneras de divertirte con tu perro de la mano de profesionales puedes informarte también sobre nuestros talleres grupales y clases de adiestramiento personalizadas.

¿Te puedo ayudar?
¡Hola! Use este cuadro para enviarme un mensaje a través de WhatsApp ...
LLAMAR AHORA

Pin It on Pinterest

Share This