Timidez y miedos en el Perro de Agua Español

Ansiedad
Ansiedad por separación: evaluación y método
18 agosto, 2017
Llamada
Cómo evitar el mayor error que puedes cometer al llamar a tu perro: consigue que venga siempre
18 agosto, 2017
Mostrar todos

Lo primero que quiero comentar, es que no se trata para nada de una crítica al perro de agua español, muy al contrario mi intención al escribir este post es la de colaborar en la mejora de las condiciones y calidad de vida de esta estupenda raza.

Este post no lo habría escrito si no fuera porque en la actualidad veo gran cantidad de perros de esta raza con problemas de timidez y miedos, también lo he escrito por un grupo de personas que creen puede ser interesante y esto me ha llevado a atreverme con el post. Quiero aclarar que este tipo de problemas se pueden dar y de hecho se dan en otras razas o mestizos, y por supuesto no todos los perros de agua español padecen este trastorno.

En mi opinión, un factor intrínseco que afecta al perro de agua español,  es que hasta hace muy poco tiempo no era una raza conocida, a pesar de vivir con el hombre desde hace muchos años, ya que se trata de una raza muy antigua.  El perro de agua español ha desempeñado labores de pastoreo de ovejas, como ayudante en los puertos para amarra barcos y de ayuda  a los pescadores con las redes, otra utilidad de esta  magnífica raza fue la de cobro de caza, en especial de  aves acuáticas, por lo que estamos tratando de una raza  de trabajo, son animales fuertes, ágiles e inteligentes,  siendo muy fácil su adiestramiento.

Así pues al no estar expuesta a la vida ajetreada de las  ciudades, hasta hace muy poco creo que aún estamos en  proceso de adaptación. Hay que tener en cuenta que  esta raza fue redescubierta en 1980, que en 1983 se  empiezan a recoger datos de la raza y es en septiembre  1999 que la Fédération Cynologique Internationale,  publica el estándar de la raza. Por este motivo creo que  algunos ejemplares son tan tímidos, llegando a generar un problema de miedos.

¿Cómo solucionar la timidez del perro de agua español?

Cuando son cachorros con una buena socialización, podéis leer mi artículo SOCIALIZACIÓN. COMO SOCIALIZAR SIN ESTRÉS. Ahí explico cómo tratar esta nueva situación.

En cuanto a los adultos que ya han generado el problema de conducta, lo mejor es trabajar con un técnico en modificación de conductas. Aun así os voy a dar unas pequeñas pautas para que os sirva de orientación.

  • Trabajar con correa de unos 3 a 5 metros (NO EXTENSIBLES), para que tenga margen de acercarse o de alejarse del objeto de sus miedos.
  • No obligarlo a dejarse tocar ni a acercarlo sujetándolo con la correa.
  • Podemos ir haciendo aproximaciones progresivas a los desconocidos, es decir, si nos paramos a conversar con un desconocido darle algún premio por si nuestro perro demuestra interés por él, que sea el desconocido que le entregue el premio, que el ayudante o desconocido nunca tome la iniciativa, solo se le premiará si el perro inicia el acercamiento, por parte del ayudante los movimientos serán lentos y nunca de forma frontal o inclinándonos sobre el animal. Por nuestra parte lo felicitaremos de forma tranquila con caricias largas y suaves, también verbalmente y de la misma forma, suave sin excitarlo. Lo ideal es pactar los encuentros previamente y que parezcan casuales.
  • No adoptemos posturas que le permitan refugiarse entre nuestras piernas, busquemos lugares que no le sea fácil esconderse y esperar a que pase el tiempo escondido y luego nos vamos, eso aumenta el problema.
  • Cuando trabajemos en este asunto no lo mezclemos con otros entrenamientos, como el no tirar de la correa, o cualquier otro entrenamiento.
  • Estructurar un junto nos puede ayudar en la evitación del objeto de inseguridad o miedo.
  • Se amable en el trato con él, lo está pasando muy mal.

Trabajar siempre con correa, premios y aptitud positiva. No agobiarnos, con paciencia y determinación seguro que conseguiréis el éxito. Si trabajas bien poco a poco ira rompiendo esos miedos, ten en cuenta que lo que estamos haciendo es crear una nueva experiencia y que esta sea positiva, para generar una nueva ruta neuronal que permita a nuestro perro tener más recursos  y seguridad en sí mismo, estos son trabajos en los que entrenamos la autoestima del animal y esto no se hace de un día para otro, son entrenamientos que requieren constancia y que no nos rindamos, por eso y por sus conocimientos la ayuda de un profesional es la mejor opción.

Como siempre estoy deseoso de recibir vuestra opinión, y si necesitas hacer alguna consulta no lo dudes.

LLAMAR AHORA