Mejores técnicas para llevar a cabo un entrenamiento canino

La llamada infalible
Taller: La llamada infalible
28 febrero, 2018
Técnicas de adiestramiento canino
Taller: Paseo y control de impulsos
28 febrero, 2018
Mostrar todos
entrenamiento canino

¿QUÉ SON LAS TÉCNICAS DE ENTRENAMIENTO CANINO Y EN QUÉ CONSISTEN?

Cuando hablamos de técnicas de entrenamiento canino no sólo nos referimos a enseñar comportamientos al perro. El entrenamiento canino puede englobar todas las situaciones de la vida diaria con nuestro perro siempre y cuando tomemos consciencia de qué está pasando, qué es lo que espero del perro, cómo voy a actuar para facilitar la respuesta que yo deseo y qué voy a hacer si esto sucede o no sucede.

Existen numerosas técnicas de entrenamiento canino que se pueden utilizar para adiestrar a un perro. Si bien no es necesario que aprendas los tecnicismos y definiciones de cada una de ellas, te proponemos que conozcas las principales corrientes o tipos de adiestramiento canino que se utilizan. Esto te ayudará a ser crítico a la hora de escoger un educador canino o a la hora de decidirte entre una escuela de entrenamiento canino u otra.

TÉCNICAS BASADAS EN LA TEORÍA DEL APRENDIZAJE

Un tipo de aprendizaje que está muy presente en el adiestramiento para perros es el aprendizaje asociativo, concretamente el condicionamiento operante. El condicionamiento operante implica la asociación entre una respuesta y un estímulo, es decir, cuando una conducta es seguida por consecuencias favorables tiende a aparecer con más frecuencia, en cambio cuando es seguida por consecuencias desfavorables, tiene a ocurrir con menos frecuencia.

Aplicando esta teoría podríamos pensar: ‘si mi perro hace algo que no me gusta lo castigo y si hace algo que me gusta, lo premio’. ¿Simple verdad? Sigue leyendo, verás que no es exactamente así.

EDUCACIÓN CANINA TRADICIONAL

Durante muchos años el proceso de educación canino se ha basado en corregir las malas conductas del perro a través de la aplicación de aversivos físicos. Se permite al perro equivocarse para enseñarle posteriormente que su conducta le proporciona un estímulo molesto o doloroso (castigo positivo) o se aplica un estímulo molesto o doloroso para que el animal genere una conducta con la cual se le retirará el aversivo (refuerzo negativo).

En el entrenamiento canino tradicional se utilizan herramientas como collares de ahorque, collares de púas, collares eléctricos, los famosos “toques”, etc. Actualmente este método está bastante obsoleto y hay pocos educadores que utilicen el castigo físico como única herramienta para la educación canina.

ADIESTRAMIENTO EN POSITIVO

La educación en positivo se basa en premiar al perro por aquellas conductas que son de nuestro agrado e ignorar aquellas que nos disgustan. Esta corriente empezó a tener en cuenta los estados emocionales que llevan al perro a realizar una conducta y a prestar atención a la comunicación canina para poder integrar el bienestar animal dentro del adiestramiento positivo canino.

Según los defensores del entrenamiento en positivo, no es aceptable que el perro sufra ningún tipo de molestia física ni estado emocional negativo, como puede ser estrés, ansiedad o frustración durante el aprendizaje. Por otro lado, aconsejan ignorar las conductas no deseadas afirmando que el hecho de no reforzarlas llevará a la extinción de dicha conducta.

TÉCNICAS MIXTAS

El educador canino que utiliza técnicas mixtas combina un poquito de cada una de las técnicas anteriores. Refuerza al perro por aquellas conductas deseadas y lo castiga por las conductas indeseadas. En este tipo de entrenamientos suelen utilizarse también herramientas como los distintos collares mencionados anteriormente. Las técnicas mixtas sí son utilizadas por muchos adiestradores actualmente y también se utilizan comúnmente en algunos deportes caninos, especialmente en los deportes de mordida.

¿QUÉ TÉCNICA DE ENTRENAMIENTO CANINO ES MÁS ADECUADA?

¿Tradicional? ¿En positivo? ¿Mixto? La respuesta es Ninguna. Vamos a reflexionar sobre el porqué y a hablar sobre qué tienes que buscar en un entrenador canino y en una escuela de entrenamiento canino.

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE CADA UNA DE ELLAS

Adiestramiento canino tradicional

Algunos pueden creer que este tipo de entrenamiento es efectivo ya que ciertamente el perro deja de hacer aquello por lo que se le castiga. ¿Pero nos hemos parado a pensar por qué? Por miedo al dolor. Este adiestramiento canino funciona porque provoca dolor. El perro teme las consecuencias que puede recibir por parte de su guía. El adiestramiento para perros tradicional, solo se centra en la conducta del animal sin tener presente que la conducta es la expresión de un problema subyacente.

El entrenamiento canino tradicional centra todos los problemas de conducta en la teoría de la dominancia. Si el perro agrede es que es dominante, si roba comida es que no sabe cuál es su lugar en la manada, si tira de la correa es que no tiene claro que debe seguir a su líder… Y la manera de hacerle entender al perro que tiene que ser sumiso es a base de utilizar la fuerza. Cuando un perro es castigado una vez tras otra sin enseñarle realmente que es lo que queremos de él, corre el riesgo de entrar en lo que llamamos indefensión aprendida.

La indefensión aprendida es una condición en la que el perro se comporta de forma pasiva ante las situaciones dolorosas porqué percibe que haga lo que haga la consecuencia será el castigo. Las imágenes del perro sumiso y calmado que nos ofrecen en algunos programas de televisión después de haberle asestado múltiples “toques” o tirones de correa porqué era agresivo o dominante, muchas veces lo que realmente muestran es un perro en indefensión aprendida, un perro completamente inhibido, incapaz de generar nuevas conductas.

Existen múltiples estudios que demuestran que los métodos que implican confrontación con el perro pueden desencadenar agresiones por parte de éste en un intento de defenderse de la amenaza que supone dichas técnicas de asesoramiento.

La educación canina en positivo

Sin duda es una mejor opción que el adiestramiento canino tradicional. Algunas de sus ventajas son que mejora la relación de confianza guía-perro, facilita la proactividad del perro (el perro aprende a pensar y generar conductas nuevas por qué no teme a equivocarse), lo cual hace al perro más seguro de si mismo.

¿Cuáles son entonces sus desventajas? La principal desventaja que existe es el entorno intransigente que se ha creado alrededor de las palabras “adiestramiento en positivo”. Esta corriente ha sido llevada al extremo por algunos adiestradores, hasta el punto de desaconsejar juegos persecución o forcejeo con juguetes entre el guía y el perro, la realización de deportes caninos, o la utilización de marcadores como un NO, alegando que todo esto estresa demasiado al perro.

Estas ideas a menudo nos llevan a “poner a los perros en urnas de cristal” y evitar situaciones difíciles en vez de aplicar herramientas prácticas y eficaces para mejorar la tolerancia del perro a dichas situaciones. Hablemos sobre el tema de ignorar las conductas indeseadas: Es necesario saber que muchos de los comportamientos que realizan los perros son autoreforzantes. Por ejemplo, algunos tipos de ladrido, saltar encima de las visitas, tirar de la correa, comer cosas del suelo, etc.

Si ignoramos al perro éste seguirá obteniendo su refuerzo y estas conductas nunca se extinguirán. Por eso en muchas ocasiones es necesario dar una conducta alternativa, pero además haciendo creer al perro que su única opción es esa alternativa. Por otro lado, ignorar al perro, algo que nos parece de los más suave o lo más amable que podemos hacer frente a una conducta indeseada puede convertirse en algo mucho más perjudicial que una regañina o un toque.

Pongamos un ejemplo. Un perro al que le hemos dado toda la vida comida de la mesa y ladra y ladra y ladra para demandarla. Según esta corriente, si ignoramos al perro éste dejará de ladrar. Esto puede que nos funcione en algunos casos. No obstante, hay que tener mucho cuidado con que perro tenemos delante. Ignorar una demanda de atención a la que siempre se ha cedido desencadena frustración en el animal. Si se trata de un perro con muy mala tolerancia a la frustración este puede incluso llegar a agredir porque es incapaz de gestionar lo que esta ocurriendo.

En este caso, ignorar al perro puede significar algo realmente estresante para él y peligroso para la familia.

Técnicas mixtas. Usar castigo físico por un lado y recompensas por otro puede generar una gran confusión en el animal, que todavía tendrá menos previsibilidad de las consecuencias de su conducta. Esto potencia la inseguridad de estos perros a la hora de generar nuevos comportamientos y a la vez los hace perros poco previsibles en sus respuestas.

Como educar a tu perro

Entonces… ¿Cómo adiestrar a un perro? En IzeKan consideramos que el mejor método de entrenamiento canino debe basarse en técnicas motivacionales, para conseguir que el perro disfrute colaborando con su guía. Sin una relación de confianza mutua no hay posibilidad de una educación más efectiva.

Nuestra ética no nos permite utilizar herramientas que produzcan dolor a los animales, como las mencionadas en el post, ni someter a los perros a estados emocionales demasiado intensos que no sepan gestionar; el bienestar animal es nuestra primera premisa en el entrenamiento canino.

No obstante, hay que decir que divergimos de la idea de que al perro se le debe evitar estrés o frustración durante el proceso de entreno. ¿Cómo si no vamos a mejorar la capacidad de los perros para gestionar estos estados emocionales?

¿Cómo vamos a proporcionales capacidad de autocontrol? Exponer al perro a pequeñas cantidades de estrés, ayudándole a tomar la salida más adaptativa para él nos ayudará a ir evolucionando progresivamente en la educación de tu mascota. Desde IzeKan Adiestramiento canino te recomendamos que si buscas un entrenador canino no te quedes con las etiquetas, averigua como trabaja, analiza sus porqués de cada acción y valora si te parece razonable y te sientes cómodo con la metodología que te ofrece.

Si deseas conocer más sobre nuestro método de entrenamiento canino o estás buscando adiestramiento canino en Barcelona, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te informaremos sin compromiso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LLAMAR AHORA