Comunicación Vs Corrección

socialización
Socialización: cómo socializar sin estrés
18 agosto, 2017
Positivizar
Positivizar: un pequeño gesto para ti, una gran ayuda para él
18 agosto, 2017
Mostrar todos
comunicación

Hola a tod@s, el tema de la comunicación vs la corrección es un asunto que personalmente me preocupa bastante, ya que a diario tanto trabajando como paseando y observando a mi alrededor, veo que no hay comunicación fluida y fácil de comprender por nuestros perros, y sin embargo veo muchas correcciones ya sean verbales o de correa.

A ver si soy capaz de explicarlo sin hacerme un lio.

Lo primero que debemos comprender es que los perros habitualmente son muy amables con nosotros, ten en cuenta que se trata de un depredador que convive contigo y que solo desea tu compañía y poco más.

Nosotros les ponemos collares o arneses que a veces no solo no son cómodos, sino que les hacemos daño con ellos incluso lesiones seberas.

¿Qué nos costaría ser amables?

Pues básicamente el desconocimiento, muchas veces veo perros mayoritariamente de tamaño medio o grande, tratados con mucha rudeza, cuando algunas de esas razas como puede ser el Dobermann, American Pit Bull Terrier, Pastor Belga Malinois, por poner algunos ejemplos de perros muy sensibles que requieren de mucha amabilidad en el trato para configurar una confianza en sí mismos que de otra forma no consiguen y pasan a la reactividad por no haber tenido una madurez emocional apropiada.

También he observado que hay personas que escogen razas fuertes por inseguridades o miedos propios, y lo pasan fatal porque en algunos casos trasladan el miedo a sus propios perros lo que hace muy difícil una convivencia sana para ambos. Y ese miedo de no controlarlos les lleva a un trato excesivamente duro. Ya sé que alguno de vosotros leyendo esto puede pensar,

  • Quien eres tú para hablar de mis miedos.
  • Que sabrás tú de mi perro.
  • A mí me vas a contar como controlar a mi perro.

Seguro que habrá más dudas de este estilo.

Algo que veo todos los días. Sacamos el perro a pasear vemos a un conocido y nos paramos a conversar, dejamos de hacerlo y sin comunicar a nuestro perro que iniciamos la marcha nos ponemos a andar, o lo que es peor se lo comunicamos con tironcitos de correa, ¿te imaginas que tu pareja, madre, etc. Cada vez que cambie de dirección o de ritmo, te diera una colleja?

Pues eso es lo que normalmente hacemos dar collejas a nuestros perros, es por eso motivo que he decidido escribir este post, con la finalidad de poner conciencia en esos detalles del día a día con nuestros perros.

Hoy sin ir más lejos voy a sacar la basura y me encuentro con la siguiente escena. Propietaria con su Bichón Maltés, con arenes de pecho y correa extensible, POR DIOS!!! Si no sabe ni lo que lleva, los arneses de pecho se usan para que el perro no estire de la correa, ya que unos hacen que el perro se gire y le sea muy incómodo tirar y otros cierran las escapulas, por lo que les resulta más incómodo y difícil avanzar. Por otro lado la correa extensible, mantiene siempre tensión tanto del arnés como del collar en su caso, por lo que cuanto menos es inadecuado el uso de ambas herramientas en conjunto.

Las correcciones como ya hemos visto las hay y con demasiada frecuencia en forma de tirones de la correa, y no hay que olvidar que también hay las correcciones verbales, como un NO, MAL, PISSSS, Eh, o cualquier otra, que normalmente son en un tono desproporcionado a la acción del perro.

¿Qué quiero decir con amabilidad?

Quiero decir que si les enseñamos con paciencia y dedicación, mucho de ambas cosas, y sobre todo frustrando muy poco y premiando mucho. Para que os hagáis una idea 80% de premio y buen rollo por 20% de corrección o bronca (suavecita, que no hay que ser bruto) aumentara su autoestima y tendremos perros seguros de sí mismos y equilibrados

La amabilidad se la podemos ofrecer, con actos tan sencillos como indicarle verbalmente que retomamos la marcha, o usando un tono más adecuado a suave, cuando debemos regañarle. No es proporcionado usar un NOOOO cuando nos da un tirón de la correa y usar ese mismo NOOOO cuando está mordiendo el sofá.

Soy un fiel convencido de que el respeto a nuestros perros se mide por la gentileza y el trato que les damos. Una reflexión, cuestiónate como te gustaría que te trataran a ti. Simple verdad?

Una ayuda con la correa. En lugar de dar tirones cuando nos movemos, simplemente avísale por su nombre y guíalo con la correa, hacia donde quieras ir, intenta llevar siempre tus ganas de disfrutar cuando saques a tu perro de paseo, si has tenido un mal día, procura estar neutro con él para no pague el pato, seguro que a ti también te vendrá bien.

Bueno familia, si tenéis dudas ya sabéis, me encanta atenderos, hasta la próxima semana.

LLAMAR AHORA